Consejos para elegir cerrajero

Cómo escoger un buen cerrajero para su hogar o negocio

Elegir un buen cerrajero en Madrid es muy importante a la hora de necesitar un profesional que nos solucione cualquier problema ocasionado por nuestra puerta o  cerradura. Si no tenemos cuidado, las posibilidades de trabajar con un cerrajero que no realice su trabajo satisfactoriamente son muy grandes, lo cual puede convertirse en un gran problema de seguridad tanto para su hogar como para los suyos. En ocasiones son simples aficionados los que se proponen para realizar trabajos de cerrajería, algo siempre a evitar.
Dado que en muchas de las ocasiones en las que se necesita un cerrajero impera la urgencia y por tanto la falta de tiempo para buscar a un buen profesional, le recomendamos que prevea a posibilidad de una necesidad de este tipo, y dedique algo de su tiempo libre a seleccionar un cerrajero profesional experto en su trabajo.  Se trata de un empleo de tiempo que un día se alegrará de haberlo dedicado a este fin.

A la hora de llevar a cabo esta búsqueda, céntrese en aquellos que ofrecen un servicio 24 horas todos los días de año. Son muchas las ocasiones en las que requiere los servicios de un cerrajero a las horas más intempestivas.

Nuestras recomendaciones

Siempre se juega con ventaja y supone ganar puntos al respecto cuando alguien nos recomienda a un cerrajero que ya haya trabajado para esa persona y le haya realizado un buen trabajo. Pregunte por tanto a sus familiares y conocidos. Preste atención cuando se trate de recomendaciones de empresas de cerrajería, ya que sus trabajadores pueden ir variando con el paso del tiempo. Incluso la dirección de la empresa puede renovarse, por lo que la calidad que ofrecen a sus clientes también podría ser de peor calidad con el paso del tiempo.
Un buen cerrajero suele distinguirse por la posibilidad de comprender el problema de su cliente y su situación primeramente por teléfono antes de necesitar desplazarse. Es una muy buena señal que el profesional le pregunte cuál es la marca de su cerradura y le haga una serie de preguntas sobre el mecanismo de cierre. Así mismo debería ser capaz de ofrecer telefónicamente un precio aproximativo de trabajo a realizar. Solicite siempre la factura una factura una vez se haya desplazado y haya solucionado el problema.

La hora que haya fijado para su llegada a su vivienda o  negocio, también deberá ser respetada.
Los buenos cerrajeros no deben aprovechar  la falta de conocimiento de sus clientes en la materia para optar por soluciones demasiado costosas a un problema,  ni deberían utilizar materiales de un precio demasiado elevado. La solución que le den no debe ser la más cara,  si no la mejor en función de su situación. Debería avisarle de grado de complejidad que supondrá su intervención. Si se trata de una puerta cerrada a la que no se e ha dado vuelta a la llave, sepa que un buen profesional podrá abrirá sin ocasionar ningún otro desperfecto añadido.

Las herramientas

El cerrajero debe acudir a su hogar ya con las herramientas necesarias para poder acometer el trabajo, y deberá contar en su vehículo con las piezas más corrientes. Si la reparación es complicada y es necesario pedir piezas, debería instalar un sistema de apertura provisional. Sea cual sea el tipo de trabajo a realizar, el profesional siempre deberá llevarlo a cabo teniendo en cuenta la estética de lugar.

Más información